El domingo hubo una marcha grande en Brasil. En varias ciudades del país se movilizaron opositores. Los medios amigos hablan de un millón y medio de manifestantes.

Luego, Dilma Rousseff llamó a una reunión en el Palacio del Planalto a su vicepresidente, Michel Temer, y a nueve ministros de su gabinete para analizar un paquete de medidas que anunciará esta semana. En el ojo de la tormenta se encuentran denuncias por hechos de corrupción en la estatal Petrobras y una economía que no está en su mejor momento.

La presidenta fue reelecta a finales de 2014 y asumió su segundo mandato el 1 de enero.  Sin embargo, la marcha mostró el espíritu de una derecha dura que pide abiertamente por una intervención militar interna o externa, pide que se asesine a los comunistas, la muerte de la presidenta y hasta se encargaron de castigar al bueno de Paulo Freire.

Jodido.

Mirá la galería de imágenes con algunos de los carteles más intrépidos.

 


 

 

Quizás también te interese...

5 inventos que no sabías que eran brasileños
[et_pb_text admin_label="Texto" background_layout="light" text_orientation="left" text_font_size="14" use_border_color="off" ...
Construyen cementerio para 70 mil hinchas Los corintianos que no quieran que la muerte los separe del club de sus amores van a tener, a partir de 2015, un enorme cementerio con 70.000 lugares ...
La tanga, un invento latinoamericano contra la Dic... Si bien el calzón al estilo taparrabos data de la prehistoria, hay que precisar la adopción moderna de este corte de moda en la década del 70 entre el...
La mayor trampa de Chile no terminó bien Por Alejandro Mac Laughlin En medio de las suspicacias por los arbitrajes a favor del local en esta Copa América, rememoramos el día en que Roberto, ...

Comentarios