El domingo hubo una marcha grande en Brasil. En varias ciudades del país se movilizaron opositores. Los medios amigos hablan de un millón y medio de manifestantes.

Luego, Dilma Rousseff llamó a una reunión en el Palacio del Planalto a su vicepresidente, Michel Temer, y a nueve ministros de su gabinete para analizar un paquete de medidas que anunciará esta semana. En el ojo de la tormenta se encuentran denuncias por hechos de corrupción en la estatal Petrobras y una economía que no está en su mejor momento.

La presidenta fue reelecta a finales de 2014 y asumió su segundo mandato el 1 de enero.  Sin embargo, la marcha mostró el espíritu de una derecha dura que pide abiertamente por una intervención militar interna o externa, pide que se asesine a los comunistas, la muerte de la presidenta y hasta se encargaron de castigar al bueno de Paulo Freire.

Jodido.

Mirá la galería de imágenes con algunos de los carteles más intrépidos.

 


 

 

Quizás también te interese...

Construyen cementerio para 70 mil hinchas Los corintianos que no quieran que la muerte los separe del club de sus amores van a tener, a partir de 2015, un enorme cementerio con 70.000 lugares ...
Avanza el juicio político contra Dilma Rousseff El avance de la derecha latinoamericana también hace temblar las bases institucionales en el gigante de al lado. Desplazado el kirchnerismo en Argenti...
La nacionalización del PT Por Federico Vázquez* La última oleada electoral en Sudamérica ratificó, en todos los casos, a gobiernos progresistas que ya llevan una década larg...
Cómo son por dentro los 3 pulpos mediáticos latino... Por Tali Goldman (@taligoldman) y Tomás Pont Verges (@pontomaspont) Tres pulpos que nacieron como proyectos de periodistas-empresarios ambiciosos: ...
La juventud de Latinoamérica se reúne en Río de Ja... Por Andrés Flores - @andyfls / Foto x http://faccionlatina.org/ El lunes Río de Janeiro amaneció con lluvia y mucho calor, en una mañana que veía lle...

Comentarios