El domingo hubo una marcha grande en Brasil. En varias ciudades del país se movilizaron opositores. Los medios amigos hablan de un millón y medio de manifestantes.

Luego, Dilma Rousseff llamó a una reunión en el Palacio del Planalto a su vicepresidente, Michel Temer, y a nueve ministros de su gabinete para analizar un paquete de medidas que anunciará esta semana. En el ojo de la tormenta se encuentran denuncias por hechos de corrupción en la estatal Petrobras y una economía que no está en su mejor momento.

La presidenta fue reelecta a finales de 2014 y asumió su segundo mandato el 1 de enero.  Sin embargo, la marcha mostró el espíritu de una derecha dura que pide abiertamente por una intervención militar interna o externa, pide que se asesine a los comunistas, la muerte de la presidenta y hasta se encargaron de castigar al bueno de Paulo Freire.

Jodido.

Mirá la galería de imágenes con algunos de los carteles más intrépidos.

 

 

 

Quizás también te interese...

Timelapse: Un día en Río de Janeiro No en vano Río de Janeiro es la ciudad de Brasil con mayor cantidad de turistas en sus calles. Playa, carnaval y mucha fiesta hacen de Río un destino ...
Volvimos a perder una final, esta vez ante Brasil Fue en el Torneo Sudamericano de Metegol organizado por la Confederación de Fútbol de Mesa. Entre los participantes estaban, además del triunfante Bra...
Emir Sader: “Argentina se juega su lugar en ... El sociólogo y catedrático brasileño Emir Sader consideró hoy que en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Argentina “se pone en juego...
Turismo extraterrestre se expande en Sao Paulo El estado brasileño de Sao Paulo se ha convertido en el epicentro perfecto para miles de personas que buscan saber más sobre la existencia del hombre ...
Tec, el artista argentino que combina drones y str... Por Franco Contino – @francocontino La revoluciones en el arte son siempre revoluciones tecnológicas. Cambian las ideas y se suman técnicas que dan l...