chhhhhPor Chicho Pellegrini – @chichopelle

– Usted es consciente de que asesinó un extraterrestre?

– Si, Si. Yo nunca lo he negado

A 130km al sur de Santa Rosa, provincia de la Pampa, sucedió lo que tantas veces viste en películas y series. Un hombre de 60 años, Alberto Tavernise, fue abducido por alienígenas. Luego de ese encuentro decidió ir a enfrentarlos y, preso del miedo y los nervios, le disparó a lo que él llamó “El explorador“: el primer enviado de un grupo de extraterrestres.



Parece una historia de ciencia ficción todo esto, entiendo que es muy difícil de creer pero es verdad. El día que me llevaron me acuerdo que me sentaron en una banqueta. No podía mover mi cuerpo, lo único que podía mover eran los ojos. Recuerdo luces blancas y negras, simétricas. Me desperté muy mal luego, quedé con muchas secuelas.

Alberto Tavernise

60 años

El día del asesinato, en primera persona

Fue la tarde del 1 de octubre de 2014. Ese día iba preparado mentalmente para el enfrentamiento. Iba preparado a enfrentarlos. Había comprado bombas de humo y luces químicas. Las luces que emitían una luminosidad leve y las colgué a un metro de altura. Yo me coloqué más o menos a unos 45 metros de distancia.

Sabía que primero venía uno (el explorador) y después venían los demás. Apenas vi que el primero se acercó a la luz química le disparé. Los disparos pasaban silbando y él se tambaleaba hasta que cayó. En ese momento me acerqué a unos 4 o 5 metros y lo alumbré con la linterna del fusil. En ese momento estaba boca arriba y no se veía sangre ni nada. Enseguida, en un ángulo de 45 grados se me vienen 3 más desde la derecha. Ahí entré en pánico, me dio mucho miedo y me volví hacia atrás. Me escapé usando las bombas de humo hasta que llegué a una calle vecinal de un campo cercano que está como a unos 500 metros del lugar. No se si fue un acto de locura o de coraje lo que hice, pero lo hice.

Escuchá la entrevista completa:

El apostadero

El apostadero desde el cuál disparó Alberto Tavernise y asesinó al extraterrestre

La prueba pública del relato del asesinato

En la Seccional Primera de la Policía de Santa Rosa, Tavernise formuló un relato de lo que, según él, sucedió en los campos donde el suele cazar. El documento dice lo siguiente:

Que son sus deseos exponer que el año pasado (2014), en el mes de febrero, fue a cazar a un campo, con autorización, el cual está ubicado a 20 kilómetros de Luan Toro, siendo que un día cuando se hallaba en el apostadero, en varias oportunidades sentía movimiento, y oía ruidos extraños alrededor del mismo, ya que hace doce años que casa (sic), le pareció anormal, hasta que el día 09/08/14, horas 00.00 aproximadamente, lo rodean cinco extraterrestres, de 1.20 metro de altura, cuatro dedos, y un talón en los pies de 15 centímetros, aproximadamente, de los cuales dos ingresan debajo del apostadero, y cuando intenta dispararles lo durmieron, desconociendo cómo, y al despertar ya no estaban más.

Que posterior a esto en varias oportunidades tuvo contacto con estos seres, y en un momento tuvo un enfrentamiento con uno de ellos, donde lo abatió, disparándole aproximadamente 14 ó 15 tiros con el fusil; al acercarse a 40 metros de donde estaba el ser caído, se acercan tres más hacia donde estaba éste, que ante la situación atina a cambiar el cargador, lanza dos bombas de humo, para cubrir la retirada, y se aleja del lugar, regresando cuando estaba amaneciendo, apreciando que ya no estaban.

Después del abatimiento del ser, se acercaron al lugar dos platos voladores, uno frente al apostadero, a 120 metros de distancia, y otro a 200 metros; donde luego de esto se recolectaron los residuos de la combustión del mencionado objeto, y lo entregó a (…), quien adujo entregárselo al forense (…), para su análisis, y otra fue enviada al Citefa, de Villa Martelli.

Que después de un tiempo regresó al apostadero, más precisamente el sábado 7 de noviembre (de 2014), donde se posiciona un plato volador arriba del mismo, y lo secuestran, durante una hora y media encontrándose dentro de un lugar desconocido, solo llega a observar rayas blancas y negras simétricas, y luego lo colocan en una banqueta del apostadero, donde solo puede ver un ciervo que está tomando agua, en un charco que está a 60 metros de distancia, el cual sale corriendo rápidamente.

Que a raíz del secuestro estuvo 15 días con los ojos abiertos de noche y de día, ya que no podía cerrar o abrir los ojos del dolor, motivo por el cual fue asistido por un médico neurólogo, clínico y oculista. Así mismo agrega que a raíz de esto estuvo durante un mes y medio con dolor de cabeza y en los ojos.

Que es todo cuanto tiene que decir al respecto, y radica la presente a los efectos de dejar constancia.

 

Quizás también te interese...

Raúl Barón Biza: La tragedia del Marqués de Sade a...
[et_pb_text admin_label="Texto" background_layout="light" t...
El psicótico uruguayo que quiso matar a Björk Por Julia Muriel Dominzain - @juliamdominzain Hazte la fama y échate a morir. Ricardo López era un fumigador uruguayo que nació en Montevideo, se sui...
Votame y te sacás una foto en el Batimóvil Seguimos cubriendo las elecciones en el siempre bello México. Ya te contamos la historia de la mujer más tetona del mundo que lucha por mejorar la pol...

Comentarios