andy2Por Andy Flores – @andyfls

Sebastián Arce es profesor de tango y su pasión por el baile lo llevó hasta Moscú, la capital rusa que todas las noches invita a la milonga a cientos de personas. Es uno de los mejores bailarines del mundo y ya lleva recorridas 140 ciudades en más de 35 países.

La propuesta que le hicieron en 2006 de viajar a Rusia era solo por unos meses y para dar un seminario. Pero la cultura rusa, y una rusa en particular, lo convencieron de convertir a Moscú en su hogar. Hoy lleva ocho años viviendo en Rusia y tiene su propia escuela de tango. “Llegué y me enamoré de la que, solo tres meses después, sería mi mujer. Me di cuenta que había ido demasiado rápido y al año me separé. Acá en Rusia hay mujeres hermosas”, aclara o ¿justifica? Arce.

Cuando conversamos telefónicamente para concretar la nota, Sebastián aclara que vamos a tener que luchar contra dos cosas: la diferencia horaria que convierte a la tarde argentina en la madrugada rusa, y sus constantes viajes. Los próximos fines de semana se la va a pasar en aeropuertos y festivales de tango. Media hora antes de subir a un avión que lo dejará en Copenhague para presentarse en el Festival de tango más importante de Escandinavia, intenta hilar la historia que lo llevó hasta esa puerta de embarque.

Antes de llegar a la madre Rusia Sebastián vivía en París. “Desde los años veinte hubo un desarrollo paralelo entre Buenos Aires y París en la evolución del tango. El Anclao en París de Gardel y la vida de Eduardo Arolas son los mejores ejemplos”, relata Arce. Arolas hizo el mismo camino que muchos otros tangueros, nació en Barracas y murió en los años veinte en París con una prolífica carrera como bandoneonista.

“Curtido de males, bandeado de apremios, te evoco desde este lejano país. Contemplo la nieve que cae blandamente desde mi ventana que da al bulevar…Cómo habrá cambiado tu calle Corrientes…” Carlos Gardel – Anclao en París (1931)

Moscú no es París

A pesar de que hace más de diez veranos que en el parque Gorki, el parque central de Moscú, se celebran bailes de tango muy populares, la cultura tanguera adoptó más la forma de un baile folklórico que la de un baile social.“Cuando llegué me di cuenta que tenía mucho por aprender. Hay un abismo cultural en la manera en que socializamos. Los argentinos somos muy del tuteo, de decirnos boludos entre nosotros sin importar, por ejemplo, si se trata de un jefe”, describe Arce a un lenguaje que cambia desde lo coloquial hasta lo físico.

Se decidió a aprender ruso y a tratar a todos de usted. Hace tres años que tiene una escuela con 6 parejas de profesores trabajando y varios maestros argentinos. Grandes del tango como Luis Tarantino y Juan Carlos Copes llegaron a Moscú invitados por la escuela que dirige Sebastián. Copes fue el padre artístico de Arce y este mes está viajando a Rusia, con sus 83 años, para hacer su última gira.

Sebastián llama la atención con su traje negro brillante. Está listo para salir a la pista con su compañera de baile Mariana Montes, otra argentina que lleva el tango en la piel. “Los rusos son muy buenos para bailar tango, pero sobre todo las mujeres”, afirma Sebastián y nos explica que los hombre son zhestkiy -жесткий duros- “en el tango, por más que sea el hombre quien marca el paso, debe también saber escuchar. Y eso les cuesta, el ruso es un hombre duro”.

“Los argentinos viene acá y se vuelven locos, se quieren casar, pero después son como las golondrinas, se van con el frío”, arriesga Sebastián, quizás basado en la experiencia propia, aunque él finalmente decidió quedarse. Nos despedimos y se sube a un avión rumbo a Dinamarca con una valija cargada de tango.

Las reglas de oro de la milonga

El tango en la Argentina es la educación sentimental para el varón y la dama, y tiene una función social que va más allá de lo coreográfico. Por eso se generan códigos y -muy generosamente- Sebastián Arce nos regala las cuatro reglas de oro para ir a una milonga.

1.- Si bailas una tanda de tangos -un conjunto de cuatro temas- significa que ambos gustan de como baila el otro.

2.-Si bailas dos tandas -ocho temas-  significa que ambos gustan del baile del otro, pero además se gustan mutuamente.

3.-Si bailas tres tandas -doce temas- significa “me gusta como bailas, me gustas vos y tenes chances conmigo”.

4.-Llegadas las cuatro tandas – dieciséis temas- significa que ambos están juntos.

Quizás también te interese...

Cucuza Castiello: fútbol, tango y rocanrol Cucuza Castiello es uno de los exponentes de la explosión del tango de la última década. De purrete, a los 5 años, se presentó en un concurso para can...
Cómo es viajar en el Transiberiano, el misterioso ... Por Andy Flores - @andyfls Tomar el Transiberiano es un viaje que te desafía a atravesar Siberia durante 8 días. Desde Moscú hasta Vladivostok, con r...
La locura rusa por el mate Por Andy Flores - @andyfls Si algo no espera el viajero que llega a Moscú es encontrarse con rusos tomando "мате". Mucho menos bajar al subte y encon...
Tango con actitud rockera, la Fernández Fierro Por Chicho Pellegrini - @chichopelle No falta mucho para la medianoche. Es miércoles. Se apagan las luces, alguien levanta su copa y bebe un trago de...