El arte no es patrimonio exclusivo de los museos. Paredones, autos abandonados, casas, escaleras y hasta edificios enteros son los lienzos del arte callejero que invade las ciudades con graffitis, murales y animaciones. En América Latina el muralismo juega un rol importante desde la Revolución mexicana. La experiencia se fue expandiendo y adaptando a las nuevas épocas. Hoy Buenos Aires está dentro de las 26 mejores ciudades del mundo para ver arte callejero en un ranking hecho por el diario norteamericano The Huffington Post.

El diario posicionó a Buenos Aires junto a otras cinco ciudades latinoamericanas: Río de Janeiro, Santiago de Chile, San Pablo, Bogotá y Ciudad de México. De Buenos Aires destacaron la obra de Juan Pez en Puerto Madero.

 

[huge_it_portfolio id=”4″]

 

Pero el arte callejero no se queda quieto. Literalmente. El artista italiano Andrea Martignoni estuvo en Buenos Aires y grabó un stop motion que transcurre en las paredes de la Ciudad y se desplaza hasta Baden, Alemania. La técnica utiliza a la pared como lienzo de animación y va borrando así los movimientos que se suceden uno tras otro. Te dejamos el video para que lo conozcas.