En los cuatro días siguientes se define el destino político inmediato de Brasil. Luego de que la comisión de impeahment se pronunciara favorablemente al proceso, le toca el turno a la cámara de diputados donde la oposición deberá juntar 342 votos para lograr alejar a la presidenta de su cargo, acusada de violar la ley de responsabilidad fiscal. Si eso sucede, está previsto que sea el vicepresidente Michel Temer (PMDB) quien asuma provisoriamente por un plazo de 180 días.

El vicepresidente

La relación de Dilma con su vice está rota desde hace tiempo y no dudó en tildarlo de traidor. Días atrás una filtración -¿intencionada?- de un audio de WhatsApp enviado por el presidente a sus compañeros de partido dejaba en evidencia que ya hablaba como presidente y abogaba por llevar adelante “un gobierno de unidad nacional” para “pacificar” al país.

El PMDB, al que pertenece Temer, fue aliado del PT durante todos sus gobiernos, hasta que este mes finalmente rompió esa alianza y sacó a sus ministros del gobierno. No así a su vicepresidente que se encuentra en una posición clave para la sucesión del poder. Si algo todos repiten en Brasil es que sin el PMDB no se puede gobernar, que es él quien brinda la estabilidad y la gobernabilidad a través del vasto control territorial que tiene en varios Estados. Dilma, si logra superar el proceso, hará ese intento por primera vez en los 13 años de gobierno del PT. La contracara y debilidad del PMDB es que nunca logró llegar al cargo máximo, la última vez que presentó un candidato a presidente fue hace más de 10 años  y consiguió apenas un 4% de los votos.

Luego de Temer, el segundo en la línea sucesoria, es Eduadro Cunha, líder de la cámara de diputados, también del PMDB, y el responsable de aceptar el pedido de juicio político para que fuera tratado en comisión. También será quien debe admitir o rechazar que Temer sea sometido al mismo juicio político que Dilma en un futuro, tal como lo solicitó la medida cautelar del juez de la máxima corte Marco Aurelio Mello. Por ahora Cunha se opone y tilda el pedido de “abusivo”.

Las tendencias dentro de la cámara de diputados

El proceso que se definirá este domingo continuará, de ser aprobado, en senadores, donde la oposición buscará alejar definitivamente a Dilma de su cargo. Para eso deberá conseguir dos tercios de los votos (54 de los 81 senadores). Pero esa será una instancia que aún se ve lejana y todos los esfuerzos del gobierno y la oposición se concentran en este domingo. Por su parte Dilma, por lo menos ante las cámaras, se muestra optimista: “Voy a luchar hasta el último minuto del segundo tiempo. Tenemos todas las condiciones para derrotar al impechment”.

Todos coinciden en que el resultado no está cerrado, aunque las tendencias indicarían que el panorama no es el mejor para el gobierno y sus aliados. Esta semana Dilma perdió el apoyo del Partido Progresista y el Partido Republicano Brasileño, que suman en total 69 bancas que votarían mayoritariamente por el impeachment. A esa lista también hay que agregar al Partido Social Democrático y el Partido Laborista Brasileño.

Los porotos

Los dos principales diarios de Brasil, ambos con una línea editorial marcadamente opositora al gobierno, publicaron algunas tendencias sobre la votación del domingo. Folha de São Paulo, indica que podría haber 284 votos a favorables al impeachment  y 114 en contra, los restantes 115 aún estarían “indecisos”. Por su parte O Globo reducía el número de indecisos a 94, y aumentaba los votos a favor a 309, de los 342 necesarios para lograr que el proceso pase a senadores.

Movilizaciones

movilizacion

El domingo, mientras se vota dentro del plenario, se concentrarán afuera sectores en apoyo y en repudio al proceso de impeachment. Entre las creaciones de Oscar Niemeyer que envuelven la explanada se vislumbra un muro de metal que separará en dos a las manifestaciones, instalado desde hace días por el gobierno de Brasilia.

En la ciudad se ven hoy dos acampes, uno a favor del impeachment en el Parque da Cidade, donde cerca de 40 personas montaron carpas y banderas. Y el otro tiene lugar en la entrada del Estadio Nacional Mané Garrincha, donde se instalaron cientos de personas en carpas.

En la entrada del estadio Mané Garrincha está instalado un acampe muy grande contra el impeachment #Brasil pic.twitter.com/khTjW8lC5P

También se prevé que de aquí al domingo se realicen actividades culturales con música, charlas, y el sábado, un acto en el que estará presente la presidenta Rousseff junto a movimientos sociales.

Cronograma de la cámara

El viernes se iniciarán los debates en el plenario y la votación comenzará el domingo a las 14hs (GMT-3) y esa misma noche se conocerá el resultado.

Desde BrasiliaAndy Flores – @andyfls

Artículo publicado originalmente en Facción Latina

Quizás también te interese...

Renunció el alter ego de Dilma Rousseff en Twitter... El clima político en Brasil está quente. Dilma Rousseff asumió su segundo mandato a comienzo de este año y puso así en marcha el cuarto período consec...
#Música: La Familia Veloso sigue haciendo grandes ... Sociólogo. El mejor de los nuestros. Tu mamá querría que seas su amig@. Le gusta mucho leer y está muy bien informado. Sabe mucho de muchas cosas. ...
Renato Russo, el Indio Solari del Brasil Por Pablo Taricco - @tariccopablo Cuando a Renato Manfredini Junior le diagnosticaron epifisiólisis pensó que su vida se terminaba. Tenía 15 años y...
La mayor trampa de Chile no terminó bien Por Alejandro Mac Laughlin En medio de las suspicacias por los arbitrajes a favor del local en esta Copa América, rememoramos el día en que Roberto, ...
Los golpes blandos, una nueva forma de intervenció... Por Emiliano Santorsola Los casos de golpes blandos en latinoamérica han sido un eslabón más de la estrategia estadounidense de intervenir en la polí...

Comentarios