Si le dieran bastante dinero al Delfín Quispe, Wendy Sulca y la Tigresa del Oriente probablemente harían algo más lindo. El video de la canción oficial de la próxima Copa América, por momentos, parece un chiste y un rejunte de miles de lugares comunes latinoaméricanos.

El fútbol se vive y se vibra en latinoamérica como en ninguna parte del planeta. Podría pensarse en hacer una canción que trate de reflejar esa pasión y que le agregue sustento al hermoso espectáculo que representan cientos de jugadores y decenas de miles de hinchas juntándose para celebrar una competencia internacional de fútbol. Pero no, no es eso, una vez más tratan de transformar todo lo que rodea este hermoso deporte en un negocio.

 

RelatedPost