Autoridades acumulan pruebas sobre la falsedad de las acusaciones que dinamitaron la candidatura del Presidente boliviano en el referéndum de febrero.

Ex parejas, hijos falsos, operaciones políticas y periodistas exiliados. El culebrón que domina la agenda informativa en Bolivia parece salido de una serie de TV. Sin embargo, como suele suceder la realidad supera a la ficción, y las implicancias de esta telenovela podrían tener consecuencias en la vida institucional del país andino.

Evo Morales, Presidente de Bolivia

Evo Morales, Presidente de Bolivia

En las últimas horas el Fiscal General del Estado boliviano reveló que el niño que había testificado ser el hijo oculto del presidente Evo Morales durante la campaña electoral de principios de año recibió dinero de opositores al oficialismo para ensuciar la imagen del mandatario.

El fiscal Ramiro Guerrero aseveró que la familia del menor recibió dinero por realizar esas declaraciones ante autoridades judiciales, en medio de una estrategia presuntamente orquestada por la oposición boliviana para incidir en el resultado electoral.

“Ese niño fue contratado por un monto de dinero. Se le ofreció pagarle una una pensión hasta que salga bachiller, un terreno y un suma de entre 5 mil y 15 mil dólares. Lamentablemente los papás del menor se prestaron a esta situación” reveló el funcionario a la vez que informó que cuatro personas habían sido detenidas en el marco de las investigaciones llevadas adelante por las autoridades, orientadas bajo la carátula de “trata de personas”.

Mientras tanto, las acusaciones cruzadas entre los implicados en el escándalo suman novedades a medida que pasan las horas.

Eduardo León, el abogado de Gabriela Zapata, quién fuera la pareja del presidente Morales, aseguró que su defendida no necesita un profesional letrado que la represente ante la justicia, “sino un psiquiatra”. Lo dijo al ser consultado luego de las últimas revelaciones que indican que no es el hijo del Presidente el niño presentado ante las autoridades por Zapata.

“Para mí es una persona que está mintiendo y que ya está mal de la cabeza” aseguró León, al tiempo que vinculó sentimentalmente a Zapata con uno de los abogados que la patrocinó durante la campaña electoral de principios de año y que actualmente se encuentra prófugo de la justicia boliviana.

Una situación similar sucede con el ex jefe de inteligencia boliviano y actual periodista televisivo Carlos Valverde, quién luego de dar a conocer la noticia del falso hijo de Evo Morales en plena campaña electoral, se trasladó “exiliado” a Argentina y luego a Brasil, donde recurre insistentemente a los medios para contar su historia.

El "periodista" que destapó el escándalo

Carlos Valverde, ex jefe de inteligencia

Para el Gobierno, el escándalo de paternidad que involucró a Evo Morales y que en las últimas semanas empezó a mostrarse como una historia falsa, habría sido una estrategia ideada por fuerzas políticas opositoras en acuerdo con algunos periodistas, abogados y la expareja del Presidente para ensuciar la campaña electoral del Referéndum de febrero pasado.

En esa oportunidad, el Movimiento al Socialismo fue derrotado en las urnas por escaso margen, y la iniciativa de reelección presidencial para Morales fue rechazada. Por eso desde el oficialismo no descartan insistir con la consulta, la que consideran influenciada por el escándalo en ciernes.

Así lo dijo el diputado del Movimiento Al Socialismo Franlkin Flores, quién pidió al Ministerio Público ampliar la investigación del caso de la expareja del presidente Evo Morales, Gabriela Zapata, e incluir a los opositores Samuel Doria Medina, líder de Unidad Nacional, y a Jorge Tuto Quiroga, del Partido Demócrata Cristiano.

“Aquella gente que ha usado toda esa farsa, ciudadanos, autoridades, jefes políticos que han conspirado, difamado y han asegurado que existía el niño, pero con intenciones políticas deben ser juzgados y sancionados… Samuel Doria Medina, Tuto Quiroga y todos sus diputados y senadores que le han mentido al país”, manifestó Flores en declaraciones a los periodistas.

El escándalo del presunto hijo del presidente estalló en plena campaña electoral, la que finalmente se definió en contra de las pretensiones de Morales por escaso margen, motivo por el cual desde el oficialismo acusan a sus contrincantes de tramar una estrategia espúrea, a fin de incidir en la opinión pública para lograr sus objetivos políticos.

Quizás también te interese...

Las PASO y el kirchnerismo revisado ESTEBAN DE GORI* Las elecciones primarias abiertas en Argentina. El triunfo de Scioli y el Frente para la Victoria. Los discursos, las imágenes, la...
Ella vengó al Che Guevara Un 12 de mayo de 1973 en La Paz, mataban a Monika Ertl, la joven guerrillera alemana que consumó la revancha más deseada por la izquierda mundial: mat...
Made in Bolivia
[et_pb_text admin_label="Texto" background_layout="light" t...
Elecciones en Bolivia: hegemonía, estabilidad y de... Por Pablo Stefanoni Las elecciones del 12 de octubre en Bolivia confirmaron la hegemonía del Movimiento al Socialismo (MAS) y pusieron en evidencia...
América Latina está de moda Por Diego González No hay una definición acabada sobre qué cosa es América Latina ¿Un mundo al sur de los Estados Unidos? ¿Una herencia colonial? ¿...

Comentarios