El carnaval de Río de Janeiro seguramente sea el carnaval más famoso del mundo. Por su glamour, sus fantasias, por las silueta, por las plumas y por sus excesos. Poca ropa y mucho color por todos lados. Todo mucho. Todo caro. Este año la scola do samba campeona fue Beija-Flor con un exuberante homenaje a África y en especial – acá radica el debate – a Guinea Ecuatorial. El detalle es que su presidente, Teodoro Obiang quien gobierna con puño cerrado desde 1979, habría aportado entre 3.5 y u$s5 millones por el desfile en el Sambódromo.

El presidente de Beija-Flor, Farid Abraao, admitió la financiación pero aclaró que ese valor era incorrecto: “Elegimos un ‘enredo’ (tema) para hablar de un país africano, un país que hasta ahora mucha gente no conocía. Nuestra cuestión aquí es el Carnaval. El régimen no nos compete. Cuba era odiada por el mundo democrático, y hoy está siendo abrazada”, le dijo Abraao al sitio G1 de Globo.

Cierto es que en el desfile estuvo presente el vicepresidente segundo de Guinea Ecuatorial, Teodoro Nguema Obiang, hijo del presidente y que a finales de 2013, durante una visita a Brasil, tuvo que solicitar al Tribunal Supremo brasileño un hábeas corpus para evitar su extradición a Francia, donde está acusado de blanqueo de capitales. El vicepresidente de esta antigua colonia española en África subsahariana también ha sido acusado de delitos financieros en Estados Unidos y el pasado octubre tuvo que firmar un acuerdo con la justicia de ese país para aceptar el confisco de bienes de lujo supuestamente comprados con fondos procedentes de negocios corruptos.

El desfile retrató asimismo los barcos negreros que llevaron a los guineanos esclavizados hacia el nuevo mundo, entre otros lugares, hacia Brasil. Esta es la 13ª vez que Beija-Flor, del barrio Nilopolis en el norte de Río de Janeiro, gana el Carnaval. Su última victoria había sido en 2011, y es la escuela que posee más títulos.

Cada escuela del Grupo Especial tiene entre 3.500 y 4.000 integrantes, lo que incluye bailarines, percusionistas, cantantes y las “reinas”, y un plazo de entre 65 y 82 minutos para exponer en el sambódromo, con la ayuda de alegorías y hasta ocho enormes carrozas, el tema escogido para el desfile de cada año.
Beija-Flor ganó ajustado en un concurso muy cerrado. Para elegir a la campeona, los 40 jueces evalúan a lo largo de los 720 metros del Sambódromo criterios como la armonía del conjunto, la comisión de frente que abre el desfile, los disfraces, los carros alegóricos, el tema musical del desfile y la batería (ala de percusión).

“La iniciativa de realizar este homenaje a Guinea Ecuatorial no ha partido del Gobierno, ni desde la Presidencia de la República, sino desde las empresas brasileñas que operan en Guinea Ecuatorial”, dice el comunicado del Gobierno de Obiang. Desde Malabo, el secretario general del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), Jerónimo Osa Osa Ecoro, acusó a los medios occidentales de propagar “todo tipo de falsas y tendenciosas informaciones sobre la supuesta financiación”.

Uno de los responsables por el desfile de Beija Flor, Fran Sergio, dijo que parte de los patrocinios provinieron de las constructoras Queiroz Galvao, ARG y Odebrecht, aunque esta última negó en un comunicado la declaración y explicó no tener actuación en Guinea Ecuatoria. Beija-Flor admitió haber recibido “apoyo cultural y artístico” de la nación africana, pero ha negado que eso incluya la cifra señalada por el periódico.

El patrocinio en las escuela de samba se tornó un asunto que todos los años genera polémica en el carnaval: este año, por ejemplo, el gobierno de Suiza financió el desfile de la escuela Unidos da Tijuca, que homenajeó la cultura del país europeo.

“La sociedad brasileña todavía no encontró medios de controlar el financiamiento del carnaval”, dijo Maria Laura Viveiros de Castro Cavalcanti, una antropóloga especializada en carnaval carioca, a BBC Mundo.

En 2006 hubo reportes de que la escuela ganadora de ese carnaval, Vila Isabel, fue financiada por la estatal Petróleos de Venezuela para desarrollar un homenaje a América Latina. El año pasado la campeona fue Unidas da Tijuca con un homenaje al tricampeón de Fórmula 1 Ayrton Senna.

 

 

Quizás también te interese...

La sangre azul (o celeste) del príncipe multicampé... Por Alejandro Mac Laughlin Repasemos juntos la historia de Enzo Francéscoli: el ídolo del fútbol uruguayo jugó cuatro ediciones con la selección de s...
¿Sigue gobernando el PT en el Brasil? Por Julia Codo, desde San Pablo La presidenta Dilma Rousseff anunció hoy una amplia reforma ministerial que responde a las exigencias de los mercados...
El arte de cada día Víctor Nunes tiene 66 y siempre vivió en San Pablo. No es un hombre muy verborrágico, pero tiene el don de hacer arte de cualquier cosa. A partir de o...
Volvimos a perder una final, esta vez ante Brasil Fue en el Torneo Sudamericano de Metegol organizado por la Confederación de Fútbol de Mesa. Entre los participantes estaban, además del triunfante Bra...
Cómo son por dentro los 3 pulpos mediáticos latino... Por Tali Goldman (@taligoldman) y Tomás Pont Verges (@pontomaspont) Tres pulpos que nacieron como proyectos de periodistas-empresarios ambiciosos: ...

Comentarios