El pasado domingo fue hackeada la empresa de ciberseguridad Hacking Team. Esta firma provee de servicios de espionaje cibernético a Estados y organizaciones civiles de todo el mundo. Un feroz contragolpe hacker dejó en evidencia todas las operaciones que llevan adelante para agencias localizadas en casi 40 países. México es el principal cliente.

Hacking Team vende sus programas de espionaje a países como Chile, Colombia, Ecuador, Honduras, Panamá y los Estados Unidos, tan solo en América. Rusia. España, Italia, Egipto y Nigeria también se suman a lista que encabeza México.

Mediante la contratación del programa RCS (Remote Control System) los contratistas pueden acceder a fotos, videos, capturas de pantalla, correo electrónico y todo la información que el usuario espiado comparte a través de smartphones o tablets. El otro gran servicio de Hacking Team es Da Vinci, que mediante el seguimiento de un usuario en redes sociales, arma un perfil completo de la persona buscada.

Así es el anuncio público de la empresa.

 

Uno de los correos filtrados tras el ataque del domingo 5 de julio deja en evidencia el vínculo con agentes de la DEA en Colombia. Al parecer todos los correos colombianos serían leídos por este sistema de monitoreo hacker.

“Hola chicos,

No reunimos con Michael Casey, la personal al cargo de la DEA del sistema en Colombia. Nos dijo que necesitaría soporte técnico porque compraron otra herramienta de interceptación (que recibe todo el tráfico de todos los ISP de Colombia) y lo instalarán en la habitación en la que, actualmente, tienen las herramientas de control remoto (RCS). Así que moverán los RCS a otro emplazamiento dentro de la embajada. También necesitará actualizar a la última versión. Yo ya le solicité un encuentro aquí para realizar una inspección del lugar y obtener todos sus requisitos.

Gracias.”

 

Los programas de esta empresa se facturaban a través de intermediarios como se puede deducir de los documentos filtrados tras el ataque. La inversión mexicana en los servicios de Hacking Team supera los 5 millones de euros y fue llevada acabo por las fuerzas de seguridad de ese país y por los gobiernos de Tamaulipas, Yucatán, Campeche, Baja California, Puebla y Durango.

Por su parte Chile también quedó expuesto con la filtración de los documentos. En el siguiente gráfico se pueden ser los ingresos que Hacking Team recibiría de cada uno de los países. Según este documento, el país trasandino giró más de 2 millones de euros a esta empresa.

grafico

La propia policía chilena confirmó la compra argumentando que “dicha herramienta fue adquirida en el marco de un proyecto de modernización del área tecnológica de la PDI, cuyo objetivo era incrementar sus capacidades operativas en la investigación de crimen organizado, terrorismo internacional y narcotráfico a gran escala, considerando que cada día la delincuencia organizada es más sofisticada y cuenta con importantes soportes logísticos y económicos.”

Esto recién empieza y el escándalo es ya una realidad. Desde la empresa de ciberespionaje más famosa del mundo no han emitido ningún tipo de comentario. Así se vio el domingo el tuit que duró 6 horas online y que compartió al mundo 400 GB de información confidencial que revela el modus operandi del sistema de vigilancia de muchos países en el mundo.

 

HackingTeam-660x595

Comentarios