Argentina, 12 de agosto de 1963, 19hs. Un grupo de jóvenes irrumpe en el Museo Histórico Nacional de la Ciudad de Buenos Aires. Reducen al guardia y roban el sable corvo del Libertador San Martín, el arma con que el prócer había emancipado a medio continente. Antes de huir con la reliquia, dejan una proclama que exige el fin de la proscripción al peronismo, la devolución del cuerpo de Evita y el castigo a los responsables de los fusilamientos de 1956. El robo tiene un sello: el de la JP, la Juventud Peronista.

Corte.

Robo-del-sableColombia, 17 de febrero de 1974, 17hs. Un grupo de jóvenes irrumpe en la Casa Museo Quinta de Bolívar en Bogotá. Reducen al guardia y roban el sable corvo del Libertador, el arma con que Simón Bolívar había emancipado a medio continente. Antes de huir con la reliquia, dejan una proclama que anuncia el nacimiento de un nuevo grupo armado que busca la segunda independencia colombiana. El robo tiene un sello: el del M-19, el Movimiento 19 de abril.

¿Coincidencias? Tal vez no. En 1969 la Organización Popular Revolucionaria 33 Orientales del Uruguay sustrajo el primer pabellón patrio, reivindicando la lucha de los uruguayos en los prolegómenos del Golpe de Estado. Y un poco más lejos, en Inglaterra en 1950 un grupo de estudiantes escoceses robó la famosa “Piedra del Destino” que Londres tenía secuestrada como símbolo de su dominio sobre Escocia.

Cada una de estas acciones fueron planificadas para generar impacto y para colocar a sus protagonistas en el centro de la escena. Para instalar un mensaje, para producir un temblor. Porque la lucha política es, al fin y al cabo, una lucha también por los símbolos. Y mientras en la Argentina aquella reliquia que supo pertenecer al General San Martín realiza un nuevo periplo, tal vez sellando un ciclo histórico, tenemos derecho a preguntarnos: ¿cuándo será el momento de volver a robar el sable del Libertador?

Para los que no conocen la historia de aquel famoso robo, les dejamos un fragmento del libro de Rodolfo Piovera El Sable. Un thriller peronista.

El Sable. Rodolfo Piovera

Quizás también te interese...

Los golpes blandos, una nueva forma de intervenció... Por Emiliano Santorsola Los casos de golpes blandos en latinoamérica han sido un eslabón más de la estrategia estadounidense de intervenir en la polí...
Carta de amor a Messi de un anti Messi Por Alejandro Mac Laughlin El número uno fue el que terminó de inclinar la balanza. Despertarme y ver que, aunque no sea un culto a lo poético su mens...
Los 15 mejores goles de la Copa América 2015 Todavía no ha terminado la copa américa pero ya estamos con ganas de compartir lo mejor de este torneo, y lo mejor, siempre son los goles. Ese momento...
DT extranjeros: champions y campeaos Por Walter Rotundo – @walterrotundo  Desde el comienzo de la Copa América, hemos escuchado y leído casi hasta el hartazgo que, de las 12 seleccione...
Sexo entre mujeres Por Andrea García - @andreagarcia7 Para nadie es un secreto que entre mujeres podemos odiarnos a muerte. Ahora, esa capacidad para odiarse entre he...