La publicidad y el marketing suelen ser víctimas de sus urgencias. Acá cuatro obras que cruzaron la frontera y ahora son de culto. En Ecuador Delfín Quispe y aceite sabrosón, en México una empresa funeraria familiar que festeja las navidades, en Argentina Capusotto te hipnotiza con un chocolate  y en Brasil el amigo Pelé vende pizza.

 

1) Funerarias López (México)

Un emprendimiento familiar que entiende de marketing. Tienen una funeraria y  quieren que su negocio crezca. Entonces….
Dicen ellos:
«Tenemos más de 30 años de experiencia.
Entendemos el sentir de ese momento difícil»

2) Aceite sabrosón – Delfín Quispe (Ecuador)

El Delfín está en su mejor momento. Después del video junto a la Tigresa del Oriente y Wendy Sulca ahora filmó tremenda serie para que los ecuatorianos compren más aceite y así cuiden a sus familias.

3) Pelé reparte pizza (Brasil)

Después de haber sido la cara de Visa, Pelé filmó un comercial para una pizzería. El argumento era ayudar a su club, el Santos. Lo que quedó es esto…

4) «El chocolate Hipnotizador» (Argentina)

Capusotto y su bum. TubPor 1, 2, 3, 4, 5 y 6. Una nueva época nacía. Gracias por tanto.