Los indios Selk’nam fueron los primeros pobladores de la isla. A principios del siglo XX Martín Gusinde, un sacerdote y etnólogo alemán, captó en fotografía una de las últimas Ceremonias Hain, que consisten en la iniciación masculina en la tribu.

Las grandes compañías ganaderas que operaban en Tierra del Fuego llevaron adelante un exterminio durante el siglo XIX y principios del XX en el que llegaban a pagar una libra esterlina por cada Selk’nam asesinado. Los número indican que para 1881, inicio de la colonización del archipiélago, vivían unos 4.000 indígenas. Para 1966, 85 años después, solo quedaban 13 indígenas de origen Selk’nam. En 1974 falleció la última representante pura del pueblo Selk’nam, la colonización había triunfado.

De este pueblo nos quedan fotos de una de sus ceremonias centrales: la ceremonia Hain. En este rito se instruía sobre “las verdades de la vida” a los jóvenes varones que estaban terminando su adolescencia. Debían superar pruebas en las que demostraban su valor y, recién después, eran admitidos en el círculo de los hombres. La ceremonia podía llegar a durar meses.

Al sacerdote Martín Gusinde, por las fotografías que sacaba, los propios Selk’nam le dieron el nombre de “mankasen“, que en castellano significa cazador de sombras. A continuación se pueden ver algunas de ellas.