Por Emiliano Santorsola

Los casos de golpes blandos en latinoamérica han sido un eslabón más de la estrategia estadounidense de intervenir en la política regional. Se corresponden con una acción que no requiere del uso de tropas militares. Hoy el epicentro se encuentra en Venezuela, Ecuador y, fundamentalmente, Brasil. Los sectores más concentrados del capital traccionan para modificar la correlación de fuerzas y volver al poder a través de las elecciones o bajo la forma de golpe de Estado institucional, sin la presencia de tropas militares. Se apoyan en la desestabilización económica.

Hoy los golpes tienen técnicas nuevas. Empiezan con una campaña mediática, con la intención de fogonear y promover malestar. Instalan denuncias de corrupción, manipulan el dólar y por ejemplo, en el caso venezolano, incluyen el lockout patronal.

Los golpes tienen técnicas nuevas. Empiezan con una campaña mediática, con la intención de fogonear y promover malestar. Instalan denuncias de corrupción, manipulación del dólar y llegan al lockout patronal.

En el caso ecuatoriano, no solo se apela al uso de los medios de comunicación, sino que se utiliza a las fuerzas de seguridad, como el fallido golpe de septiembre de 2010. Las fuerzas de seguridad en oposición a una ley salarial, intentaron mantener cautivo al presidente Correa.

“La realidad es que ya nos tenían preparado el golpe blando hace muchos meses, quizás años. Lo mismo está pasando en Venezuela, en Brasil, en Argentina, en Bolivia: deslegitiman al Gobierno con sus pasquines, sus medios de comunicación y buscan generar incidentes hasta lograr la ruptura institucional”

R. Correa

Presidente , República del Ecuador

El caso salvadoreño también tiene ciertas particularidades. El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) es gobierno desde 2009. Actualmente es presidente el ex comandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén. La derecha oligárquica, centrada en el partido político ARENA, en los último meses avanzó con iniciativas desestabilizadoras: paro del transporte, sumado a reclamos de las fuerzas de seguridad y las pandillas. Crean así una situación de inseguridad e ingobernabilidad. El Secretario General del FMLN, Medardo González declaró el 27 de julio:

“Estos no son hechos aislados. Hay una coincidencia temática con lo que ARENA está planteando y lo que está sucediendo, con lo relativo a la Fuerza Armada. No se corresponden con un funcionamiento normal institucional, son parte de un golpe blando. Estas actividades ya están siendo desarrolladas por la derecha, y no me refiero solo al partido ARENA”   

Finalmente, y teniendo casos concretos, se trata de llevar adelante una destitución constitucional. Esto, luego de haber engendrado las condiciones de descontento social.

En dos casos ya los sectores conservadores accedieron al poder de formas poco transparentes, pero que no involucraron el uso de tropas militares. Uno, es el caso hondureño, donde fue derrocado Manuel Zelaya. El nuevo gobierno tuvo el reconocimiento de EEUU y los países más reaccionarios de la región, como Colombia. El segundo caso fue el de Paraguay. Fernando Lugo acabó en 2008 con 61 años de hegemonía colorada, y fue derrocado a través de un golpe institucional en 2012. El Mercosur y la Unasur, poco pudieron hacer para articular una resistencia.

En conclusión, estas situaciones reflejan la polarización entre aquellos sectores minoritarios que intentan mantener los privilegios y el crecimiento de las fuerzas marginadas que intentan obtener un mayor acceso a servicios y la igualdad social. Se trata de una metodología innovadora.  En algunos países de la región los golpes blandos triunfaron. En otros, la organización popular los enfrentó, los derrotó y profundizó así el cambio de paradigma.

Quizás también te interese...

El barrio mexicano que se convirtió en un mural gi... En Palmitas, un barrio de casas humildes construidas sobre un cerro en el Estado de Pachuca, un mural de 20 mil metros cuadrados cambió para siempre e...
Herzog en Bolivia, una crónica de la visita del di... Por Natalia Lliubaroff, desde Bolivia Werner Herzog llegó a Bolivia para filmar su nueva película. Sal y Fuego tendrá como locación el salar de Uyuni...
El ‘quién es quién’ de las elecciones en Argentina... Por Diego Gonzalez (@diegon2001) y Julia Muriel Dominzain (@juliamdominzain) A días de las elecciones generales en Argentina el oficialismo apuesta t...
La polémica película que Brad Pitt quiere filmar s... El presidente de Ecuador, Rafael Correa decidió invitar a Brad Pitt al país. No lo hace de cholulo ni porque resulte rentable políticamente sacarse un...
Los 5 cambios que se vienen en el nuevo WhatsApp Whatsapp cambió la forma en que me comunico con mis amigos, mi familia y mis compañeros de trabajo. Por suerte mi madre ya superó la etapa inicial de ...

Comentarios