Por Franco Contino

Unas semanas atrás Google presentaba Inbox, su nueva herramienta de gestión del correo que promete revolucionar la relación entre el usuario y su bandeja de entrada. Fiel a su estilo, el monstruo de la Internet repartió un acotado número de invitaciones para testar su nueva herramienta y no se olvidó de NTD ni de sus lectores. Enterate acá qué trae de nuevo y cómo funciona la aplicación.

2014_11_03_19.32.22Asumámoslo; cada vez que abrimos el mail nos encontramos con una cantidad de “no leídos” suficiente como para bajar la tapa de la PC, buscar un café, un cigarrillo o cualquier distracción que retrase el momento de encarar el arduo laburo de leer y contestar, leer y borrar y borrar y borrar. Google lo notó (obvio, mira nuestro correo a cada rato) y se propuso cambiar la forma en que los mensajes se presentan ante nuestros ojos.

Lo nuevo de Inbox es que el correo se agrupa en la bandeja de entrada y muestra en previo los archivos adjuntoes que contiene y que se viste de azul, por lo que abandona el clásico rojo y blanco de Gmail. Es decir, hasta ahora recibíamos los mails en forma cronológica y agrupados en conversaciones. En cambio, la nueva aplicación agrupa solita los correos en temas como Viajes, Promociones, Foros, o Social, según corresponda. Esta herramienta tiene también un espacio especial para el spam y suma ahora una categoría para el correo “poco importante”.

Y es acá donde empiezan los problemas. Muchas veces pasa que dos personas se intercambian mensajes sobre distintos temas e Inbox los agrupa como si de la misma cosa se tratara. Otras veces se pueden encontrar correos escritos por contactos frecuentes que en vez de aparecer destacados en la parte superior de la bandeja, misteriosamente son calificados por la herramienta como spam o “poco relevantes”. Básico Google, no me pierdas ningún mail, por favor.

Una a favor es la posibilidad de crear recordatorios rápidamente y añadirlos con un click al Google Calendar. También permite posponer correos, función interesante a la hora de recibir mensaje que uno no tiene ganas o tiempo de revisar en detalle, o bien se lo puede anidar en una pestaña de pendientes para ir a buscarlos en un momento más adecuado.

Por ahora, Inbox no reemplaza a Gmail. De hecho ambas aplicaciones superponen sus notificaciones en los móviles y eso resulta particularmente molesto. Pareciera que ambos sistemas van a convivir por un tiempo y muchos de nosotros seguiremos jugando a ser los conejillos de India de la empresa más grande de Silicon Valley, tan solo por curiosidad.

 

“Inbox, el cliente de correo que trabaja para vos.”

Quizás también te interese...

Homenajeamos al Pepe Mujica Por Franco Contino - @francocontino   30 años de democracia en Uruguay y  5 años de mandato del Pepe. El domingo Mujica le dejó el sillón p...
Bitcoin y AMLAT: ¿Revolución libertaria o trampa n... Por Franco Contino - @francocontino Hablamos de una nueva moneda, el Bitcoin, que desde 2009 se diferencia de otras divisas por su condición de valor...
Cómo influyó el lanzamiento del satélite ruso Sput... El 4 de octubre de 1957 la Unión Soviética ponía en órbita al Sputnik, el primer satélite artificial de la historia. Al ver este logro, los EEUU se vi...
Los desafíos de Internet, la libertad y la música...
[et_pb_text admin_label="Texto" background_layout="light" t...
Mexicoleaks llega para terminar con la impunidad e... Por Franco Contino - @francocontino Dos organizaciones civiles y 6 medios de comunicación siguieron los pasos de Edward Snowden y crearon una platafo...

Comentarios