Se trata del comediante devenido en político Jimmy Morales, que obtuvo el  23.95% en las elecciones y tendrá que competir en una segunda vuelta. Los comicios se llevaron a cabo en un medio de una crisis política tras la renuncia del presidente Otto Pérez Molina, que cuenta con una orden de arresto por corrupción.

El comediante Jimmy Morales ya encabezaba los sondeos de intención de voto y el domingo no dio sorpresas y obtuvo el primer lugar para pelear la presidencia en el ballotage. Morales es el candidato del partido de la oposición al saliente Otto Pérez Molina, el Frente de Convergencia Nacional, un partido que surgió como propuesta de un grupo de ex militares de ultraderecha. A pesar de que Morales se define como oposición al actual partido de gobierno, no tiene nada que envidiarle, si de niveles de derechismo hablamos, al Partido Patriota de Pérez Molina. El saliente presidente había sintetizado su gestión con el slogan “Mano Dura Soy patriota y amo a mi país”.

En este momento, no tener una larga trayectoria política me beneficia.

Jimmy Morales

Al momento de escribir esta nota aún no hay resultados definitivos para el ajustado segundo puesto que se debate entre Manuel Baldizón, de Libertad Democrática Renovada (19.60%) y Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza (19.62%), ambos acaudalados empresarios.

Morales superó así la primera contienda en el camino a ser el presidente de Guatemala hasta el 2020.

El escándalo de corrupción empezó en abril cuando se conoció que el secretario

privado de vicepresidenta participaba, junto a varios funcionarios y la mafia,

en una red de fraude fiscal aduanero. La primera en renunciar fue la vicepresidenta,

Roxana Baldetti. El caso se conoce como “La Línea”.

La entrada es por la derecha

Salvando las distancias entre la popularidad de Morales y la de Arnold Schwarzenegger, el fenómeno del famoso que incursiona en la política por el camino de la derecha no fue inaugurado por Jimmy Morales. Algo similar sucedió en Argentina con el humorista Miguel Del Sel, quien supo ser candidato a Gobernador de la Provincia de Santa Fe. En Brasil el payaso Tiririca, que a pesar de apoyar a Dilma Roussef su partido era el conservador Partido de la República, se convirtió en diputado y muchas veces se lo escuchó decir antes de la elección: “No sé qué es lo que hace un político. Vótenme y después se los cuento”.