Abraham Levy tiene 35 años y se convirtió en la primera persona en el mundo en cruzar a remo el Océano Atlántico en solitario. Él solito con su alma durante 106 días atravesó 8.200 kilómetros desde la costa Española hasta el balneario de Cancún. En la ¨mochila¨ llevaba 700 kilos de provisiones.

Abordo de ¨Cascarita¨, una embarcación de fibra de carbono, se propuso hacer la misma ruta que emprendió Cristóbal Colón en 1492 desde el Puerto de Palos en España. Abraham salió el 21 de octubre de 2014 y desde entonces no hizo otra cosa que remar. Las únicas dos escalas fueron técnicas, nada de bajar a tomar sol un rato. La primera en las Islas Canarias al norte de África, y la siguiente en Antigua y Barbuda, ya en el Mar Caribe.

Levy con su llegada se convirtió en un héroe para muchos remeros mexicanos que lo recibieron eufóricos y con carteles como si se tratara de una estrella de rock. Y es que en las cercanías de Cancún se celebra anualmente la Travesía Sagrada Maya. La escenificación de un ritual prehispánico que convoca remadores de todo México.