Todos quieren sexo, todos necesitan sexo. Todos buscan tener sexo. Para eso es importante que recuerdes algunos consejos que te van a ayudar a disfrutar de una sexualidad más plena:

La higiene es un tema importante, no hace falta tener el aroma del jabón sobre la piel, pero sí es de gran ayuda tener el cuerpo limpio para disfrutar aún más. Otro tema, aún más importante, es el cuidado de tu salud reproductiva. Usar, siempre que lo desees, un método anticonceptivo seguro te va a dar la tranquilidad que necesitas para relajarte y tener la confianza suficiente para entregarte al momento. Por último, quizás lo más importante de todo, en un mundo tan dominado por la imagen y una idea de cuerpo perfecto inalcanzable para muchos hay que relajar y aceptar el cuerpo de uno y del otro. A veces las inseguridades y los traumas son los peores enemigos del mejor sexo. Es probable que a tu compañero o compañera no le importe el tamaño de tu nariz o si tus caderas son anchas o si tenés algunos kilos de más. El o ella sólo quieren sexo. Disfrutálo.

Ahora sí, 6 posiciones sexuales que seguro no probaste y disfrutarás llevándolas adelante…te animás?

Parece una posición que no es tan extraña. Pero en realidad es ideal por el roce del clítoris que genera y logra una penetración más profunda. La mujer es quién controla el ritmo y toda la situación. Esta posición es también ideal para masturbar a la mujer acompañando la penetración.

Masaje al clítoris

Para esta posición necesitarás de algún banco o pequeño sillón para ayudarte. Él tendrá una vista privilegiada y les permitirá un goce lento y prolongado a ambos.

El mejor paisaje del mundo

Invertir algunos roles siempre puede ser divertido. Por lo general es el hombre quien hace el trabajo más físico. En esta posición la mujer es quién controla casi todo el movimiento y realmente se siente muy bien.

Casi misioneras

Acá lo que cuenta es ir subiendo y bajando la intensidad juntos. Que ambos sean los que controlan el ritmo de la situación. El hombre puede utilizar sus manos para masturbar a la mujer mientras la penetra y se abrazan de forma romántica y frenética.

Juntos y a la par

Si te encanta ir al gimnasio y hacer flexiones de brazos esto es lo tuyo. Una posición sólo habilitada para atletas que gustan de ejercitarse mientras tienen sexo.

Sólo para atletas

En esta posición la mujer corre con una gran ventaja. Tiene al hombre atrapado entre sus piernas y por más que lo intente no hay manera de que se retire cuando esté llegando al orgasmo. Permite una penetración profunda y es la mujer quién lleva la tensión en la situación.

El candado