Las normas electorales del municipio de Cabeza en el departamento de Santa Cruz, Bolivia, sorprendieron al mundo entero. Prevén que, en caso de empate, los candidatos jueguen a los dados por el cargo.  La izquierda boliviana se enfrentó en la timba a la derecha cruceña.

El candidato a concejal del Movimiento al Socialismo (MAS), Cirilo Salazar, no sale de su asombro y se reprocha su desempeño en el azar. Se enfrentó  en las urnas al opositor Rubén Villalba, candidato del Movimiento Demócrata Social (MDS), y ambos encontraron iguales resultados.

El empate los obligó a recurrir a la justicia electoral para obtener una respuesta que los ayude a salir del problema y luego de consultar a los especialistas en el tema llegaron a un acuerdo. Según la normativa electoral del país andino ante estos casos la justicia puede recurrir a “tirar la moneda” o “jugar a los dados” para dirimir la disputa. Todo ante escribano público, por supuesto.

Este método, explican los funcionarios bolivianos, sólo puede aplicarse para cargos menores como concejales y corregidores, pero no para presidente o gobernador, donde en igual situación deberían concurrir a una segunda vuelta.

Tras la tensa partida la concejalía se la llevó Rubén Villalba, el candidato de centro derecha quién, más allá del resultado previo de las urnas, logró un mejor desempeño en la timba.

Les compartimos el video de la prensa local sobre el desempate electoral.