En Italia se lo toma como un digestivo y por supuesto, sin gaseosa. La inmigración europea lo trajo en el siglo XIX  abordo de los barcos, y el toque local llegó al mezclarlo con Coca. Hoy es parte de la vida de los argentinos, y son los cordobeses los que están a la cabeza de la cultura fernetera nacional. ¿Cómo llegamos a tomarnos casi todo el Fernet del mundo?

Quién se ha tomado todo el ferne´

La International Wine & Spirit Research es una de las consultoras más conocidas a nivel mundial cuando se habla de vinos y bebidas espirituosas. Su informe fue contundente: los argentinos nos tomamos tres cuartos del Fernet que se produce en el mundo. Dentro de Argentina es la bebida espirituosa más consumida y la tercera bebida alcohólica que más se toma, solo por debajo de la cerveza y el vino.

La bebida fuerte de los veinte

Los principales ferneteros del país tienen menos de veinte años, aunque el consumo no tiene límite de edad. Previas y boliches son los escenarios en donde más lo consumen, los datos indican también que el consumo femenino de Fernet viene en aumento. Según un informe de la Cámara Argentina de Destiladores Licoristas el gran salto del Fernet con Coca fue después del 2001. Entre ese año y el 2011 la producción creció exponencialmente hasta llegar a los 36 millones de litros producidos anualmente.

El Fernet nació en Milán, Italia, en 1845 con la formula de Dino Branca. Años después la primera fábrica llegó a Argentina donde se convirtió, hasta la actualidad, en la única fábrica de Fernet fuera de Italia.

HOMENAJE. A todos los cortabotellas que preparan Fernet donde sea. ¡Porque nunca les falte hielo!

Tomemos Fernet

El Fernet, como toda pasión, genera rituales:  la prohibición de prepararlo con gaseosa light, el amor por el corte de botella, la afirmación de que no genera resaca porque es digestivo y, por supuesto, un buen Fernet con asado.