«Si no puedo bailar, tu revolución no me interesa» dijo alguna vez una anarquista lituana de origen judío conocida por sus manifiestos libertarios y feministas. Sean o no revoluciones, los presidentes de la región quieren votos. Y bailar siempre funciona, humaniza, acerca.
Acá un compilado de los mejores pasos de los presidentes latinoamericanos

 

Evo Morales en carnaval:

Nótese el instante en el que al niña se le acerca al presidente, quien elige a la señorita alta y voluptuosa.

Correa baila a los wachiturros:

 

Juan Manuel Santos baila salsa:

 

Chávez rapea:

Cristina Kirchner baila el «bombón asesino»: