Ugi´s es una pizzería que tiene un lugar en el corazón y en el recuerdo de todo porteño que guste de la pizza. Gracias a sus accesibles precios soportó la competencia de pizzería similares que surgieron de la crisis del 2001 como Fábrica de Pizzas. El concepto es claro: vendemos pizza barata y lo hacemos a costa de recortar algunas comodidades como baños, algo de higiene, todo de diseño y proponer sal y orégano como únicos condimentos posibles. La única pizza es la de muzzarella y se acabó la discusión.

A tal punto es Ugi´s un emblema nacional de la pizza low cost que el diario Clarín elaboró un gráfico sobre la inflación en el país basado en el precio de sus pizzas, el índice Ugi´s.

Hugo Solís, de ahí el nombre Ugi´s, abrió su primer local en los años 80. Venía de trabajar en los Estados Unidos donde conoció a fondo el negocio del fast food. La idea era contundente; traer el concepto de comida rápida a la pizza porteña. Azulejos blancos, decoración inexistente y locales abiertos las 24hs. Así nacía la grande de muzza más barata del mercado que con el tiempo se ganaría un lugar en la cultura popular argentina con una mítica escena de Pizza, birra y faso.

El ingenioso slogan “No a la droga, sí a la pizza” que se leía impreso en cada caja de pizza. parecía una ironía, sobre todo cuando sus horarios y precios la convirtieron en la preferida para el bajón. Hoy al frente de la pizzería están los hijos de Hugo, y sus cajas empezaron a decir “No a la falopa, sí a la pizza” y su correlato en las redes sociales completó el sentido irónico de la afirmación. Sí a todo.

No a la droga, sí a la pizza

Sin embargo la droga ya no parece ser el problema fundamental, lo realmente peligroso es Tan Biónica…

La comunicación en redes de Ugi´s sorprende por lo efectiva a la hora de generar interacciones con los usuarios. Para casos de éxito nacionales en la materia está la gaseosa Manaos, que usaba un tono similar pero con mayores límites a la hora de elegir los temas para hacer humor.

Lo que convence a los usuarios es que el discurso suena auténtico. No hay marketing más potente que el que niega el marketing. «Ugi´s tiene una estrategia interesante, pero a su vez arriesgada y poco ética, de llamar la atención de los consumidores y no consumidores. Si lo que querían era dar que hablar, lo lograron”, señaló la especialista en comunicación publicitaria online María Tolosa.
El mérito está, destaca Tolosa, en que “rompieron todas las reglas de la comunicación publicitaria y el Social Media, y sin embargo se mantienen firmes a su esencia y a su target. Es Ugi’s, puede hacerlo. O no».